PILATES Y EMBARAZO

    11
    Durante los meses que dura un embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer y se experimenta un proceso de adaptación tanto físico como emocional.
    Frente a tanto revuelo, es fundamental que la mujer esté preparada para poder llevar y transcurrir la gestación de un modo saludable.

    El peso del bebé en el vientre materno produce cambios en la postura y a veces hasta pueden producirse lesiones. Pilates puede prevenir estas molestias ya que fortalece la zona abdominal, durante la práctica se realizan ejercicios de movilización de la columna para mantener su flexibilidad, se busca fortalecer los músculos posturales evitando, de esta manera, las posibles lesiones de la columna.
    A medida que el bebé va creciendo y aumentando su peso ocupa mayor espacio dentro de su mama y oprime sus arterias, venas y circulación linfática, esto puede llegar a provocar retención de líquidos, calambres y la posible aparición de várices.
    Los ejercicios de Pilates son un gran aporte para mejorar la circulación evitando los problemas que ocasiona el peso del bebé.